jueves, 5 de noviembre de 2015

Musas huídas...

Todas las noches desde hace semanas me entran ganas de escribir, todas.

No lo logro.

De repente algo me hace sentir, recordar, reir o concluir...y lo quiero escribir, lo quiero sacar fuera, pero en el mismo segundo, es otra cosa la que me hace sentir, recordar, reir o concluir...y así, continuamente durante minutos...y todo se embrolla, se mezcla, se vuelve borroso, todo, cada sentimiento, cada recuerdo, cada gracia, cada conclusión...

Y de nuevo una pantalla en blanco, a la espera, a la espera interminable de que la mente se aclare, se calme, se centre...

Las musas han huído.