viernes, 28 de agosto de 2015

Días inolvidables

Creo que este verano ha sido lo que ha sido porque todos los que vivimos esos momento mágicos veníamos de caminos tortuosos y encontramos la cima en el mismo tiempo y en el mismo lugar.

No sé la historia de casi nadie, fuimos muchos los que coincidimos, pero sí sé que esa energía, ese buen rollo, esas ganas de vivir (como lo llamó una de las protagonistas) confluyendo en tanta gente no puede ser cosa del azar.

Me alegro de haberlo vivido y de que todo lo anterior me haya llevado hasta ahí, hasta ese punto de inflexión que estoy segura de que marcará un antes y un después aún desconocido.

Inolvidable.


PD: Para mi hermana del alma.