sábado, 9 de noviembre de 2013

El lado oscuro de los Planes de Pago a Proveedores (II)

Vistas las peculiaridades "jurídicas" del Real Decreto-ley 4/2012 en la parte I de este breve y somero análisis, ahora voy con los efectos inminentes que va a tener para la mayor parte de los Ayuntamientos de España.

En nuestro país hay algo más de 8.000 municipios, casi 7.000 de los cuales son inferiores a 5.000 habitantes, de manera que voy a explicar las consecuencias del RD-l con un ejemplo imaginario, pero muy cercano a la realidad de la mayoría de estos municipios.

Nuestro Ayuntamiento se llama X, tiene 2.500 habitantes y un presupuesto anual que asciende a 1.200.000 euros.

Tras la publicación del RD-l, el Alcalde decide acogerse al Plan de Pago a Proveedores, a pesar, seguramente, de ser advertido por los técnicos correspondientes de que no es recomendable. 

El primer paso es sacar un listado de todas las facturas que hay pendientes de pago.

Las primeras son fáciles, todas aquellas que están reconocidas en la contabilidad, después, puesto que el RD-l ha abierto la puerta, se añaden todas aquellas que por los motivos que sea, no están aprobadas.

Una vez terminada la relación, resulta que la deuda que el Ayuntamiento X tiene pendiente de pago a acreedores asciende a 700.000 euros, es decir, casi un 60% de su presupuesto anual. 

Esto os puede parecer descabellado, pero como expuse al principio de la parte I, con el estallido de la burbuja inmobiliaria y la crisis, los recursos se vieron fuertemente reducidos, mientras que los gastos a penas fueron minorados, este es el resultado de tan pésima gestión y del fallo recurrente de los mecanismos de control externos.

El siguiente paso, una vez sacado el importe de la deuda total, es hacer un Plan de Ajuste a diez años, plazo en el que debe amortizarse el préstamo que se va a concertar para hacer frente a estos pagos.

El plan de ajuste va a contener todas las medidas políticas fiscales y de cualquier otra índole que se van a llevar a cabo en ese periodo para garantizar la estabilidad presupuestaria. Es decir, por un lado contendrá las medidas que garanticen ingresos suficientes y, por el otro, las medidas políticas que ajustarán los gastos a los ingresos que se prevé obtener.

En España ha sido una práctica habitual que los políticos, ante la entrada de ingresos suficientes a través de impuestos como el de Construcciones, Instalaciones y Obras, que no tiene contraprestación alguna, hayan congelado las tasas de otros servicios como la recogida de basuras, entradas a espectáculos o las matrículas de escuelas de idiomas o actividades deportivas durante años, a pesar de la subida del coste de estos servicios.

Con este plan de ajuste, se hace necesaria una revisión de todos estos servicios, es decir, ajustar las tasas que se cobran por su prestación a los costes reales de los mismos. De ahí la inmensa subida del importe de las tasas que se han producido durante el ejercicio anterior y este en el que nos encontramos.

El plan de ajuste se remite al Ministerio de Hacienda, este si lo ve viable lo aprueba y listo, el Ayuntamiento X concierta un préstamo por 700.000 euros con la entidad Y (cuatro posibles elegidas por el Estado) con dos años de carencia (esto es que durante los dos primeros años no se hace amortización de la deuda, solo se pagan intereses), a un 6% de interés (a pesar de los bajos históricos del euribor) y paga todas las facturas pendientes.

Explicado someramente el mecanismo, voy con la conclusión.
A partir del ejercicio 2015, primer año completo en el que hay que hacer frente a las cuotas del préstamo una vez terminado el periodo de carencia a mitad del ejercicio 2014, un porcentaje muy importante del presupuesto va a ir destinado a este fin.

La consecuencia inmediata es que las inversiones (mejoras en acerados, construcciones de instalaciones, reformas de edificios o infraestructuras, etc.) van a tener que ser reducidas o eliminadas por completo.

La tesorería, tras el pago de la cuotas trimestrales correspondientes, va a sufrir graves desfases, es decir, se va a quedar sin liquidez para cubrir gastos corrientes mensuales del tipo del pago del servicio de recogida de basuras, la limpieza viaria, la facturación de la luz del alumbrado público o la telefonía.

Y, por último, aunque van a ser más, muchos de los servicios prestados hasta ahora cuyos precios eran asequibles para todo el mundo porque su coste era asumido en gran medida por el Ayuntamiento, o bien van a dejar de prestarse por no ser viables o bien van a costar bastante más caros a los usuarios, con lo que van a dejar, igualmente, de ser viables.

Casualmente, la Reforma de la Administración Local que se prevé entre en vigor a a partir del ejercicio 2015, establece que todos aquellos servicios básicos que no puedan ser asumidos por el Ayuntamiento, pasarán a manos de las Diputaciones Provinciales (nidos, hasta ahora, de colocaciones de políticos).
Mucho me temo, y espero equivocarme, que la continuidad de este Gobierno (que parece que no da puntada sin hilo) y la vigencia de las normas que está aprobando, van a reducir la Administración Local, la más cercana, por otra parte, al ciudadano, a una mínima expresión. Eso sí, la banca nunca pierde.

Y termino, con una frase de mi amigo David, que me parece de lo más apropiada para el caso "...la politica es de por si decadente, hasta que derrumba la estructura desde dentro...".

domingo, 3 de noviembre de 2013

El lado oscuro de los Planes de Pagos a Proveedores (I)

España, años de bonanza, despliegue del gasto público, llegada de la crisis, importante minoramiento de los recursos públicos, continuidad en el ritmo de gasto por parte de los políticos que gestionan las Administraciones locales, resultado: un gran número de facturas sin pagar a empresas y empresarios.

Ante la situación descrita arriba, el Gobierno fundamenta la extraordinaria y urgente necesidad de establecer un mecanismo que palíe la deuda que los Ayuntamientos, Diputaciones y demás entidades del Sector Público Local tienen con terceros, pues en algunos casos, no la mayoría, la subsistencia de estos acreedores depende de que los entes públicos les paguen las deudas que tienen contraídas con ellos, y, haciendo uso de la potestad legislativa que le otorga la Constitución, emiten el Real Decreto-ley 4/2012 (RD-l en adelante), mediante el que establecen lo que se viene a llamar el primer Plan de Pago a Proveedores, cuya finalidad es facilitar liquidez a las Administraciones públicas para que puedan hacer frente al pago de las facturas pendientes.

Hasta aquí, la verdad es que parece una medida más que acertada y necesaria, pero no es oro todo lo que reluce, como bien dice nuestro refranero.

A través de este RD-l el Gobierno:

1.- Impide la intervención previa de los órganos de control internos de toda aquella factura que no los haya pasado hasta ese momento (facturas del cajón en nuestro argot, que normalmente están ahí por su dudosa legalidad).

2.- Para que esto sea posible, exime al Interventor (el citado órgano de control interno) de su responsabilidad.

3.- El punto 1 y 2 lo lleva a cabo legislando una excepción de cumplimiento a una norma vigente (art. 188 de la TRLRHL)

Artículo 5.Efectos de la expedición de certificados.
La expedición tanto de las relaciones certificadas como de los certificados individuales
conllevará la contabilización de las obligaciones pendientes de pago, en caso de no
estarlo, sin que esto suponga responsabilidad del interventor en los términos previstos en
el artículo 188 del Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo, por el que se aprueba
el texto refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales.

4.- En el art. 9.2 hace elegir al proveedor o contratista que haya llevado a los tribunales la demora en el pago entre continuar el largo y tedioso proceso judicial o cobrar el principal de la deuda, olvidarse de cobrar intereses y asumir las costas judiciales y cualquier otro gasto accesorio. 

Artículo 9. Efectos del abono de las obligaciones pendientes de pago.


2.El abono a favor del contratista conlleva la extinción de la deuda contraída por la
entidad local con el contratista por el principal, los intereses, costas judiciales y
cualesquiera otros gastos accesorios.

5.-  Finalmente, habilita a las Administraciones locales para la concertación de una operación de endeudamiento a largo plazo (préstamo) para cubrir este desfase de liquidez en la Tesorería. Una vez más legisla contrariando de nuevo al RDL 2/2004, el que, su art. 199, establece que para cubrir esta escasez se puede acudir a una operación de tesorería, es decir, una operación de endeudamiento a corto plazo, en ningún caso a largo.


Artículo 10.Operaciones de endeudamiento.(RD-l 4/2012 - Plan de pago a proveedores)
1.Las entidades locales podrán financiar las obligaciones de pago abonadas en el
mecanismo mediante la concertación de una operación de endeudamiento a largo plazo
cuyas condiciones financieras serán fijadas por Acuerdo de la Comisión Delegada del
Gobierno para Asuntos Económicos.


Artículo 199 Gestión de la tesorería (RDL 2/2004 TRLRHL)
1. Las entidades locales, de acuerdo con lo establecido en el artículo 51 de esta ley, podrán concertar, con cualesquiera entidades financieras, operaciones de tesorería para cubrir déficit temporales de liquidez derivados de las diferencias de vencimientos de sus pagos e ingresos.

¿Cómo ha sido posible que el Gobierno haya salido sin un solo arañazo cometiendo tales violaciones al Derecho y sus principios? La respuesta es muy sencilla, ha contentado a todos los actores.

Los empresarios cobran, los órganos de control se ven eximidos de su responsabilidad, los Presidentes de las entidades locales pueden pagar las deudas con los réditos electorales que eso conlleva y la oposción, entre tanta felicidad, no va a ser quien ponga la nota discordante.

Algunos, mirando más allá, nos echamos las manos a la cabeza, por tal violación del Derecho y por los efectos secundarios que en breve se harán visibles y que dejo para una segunda parte.

domingo, 27 de octubre de 2013

Pido perdón a la víctimas...

Como española que soy y que me siento, estoy asistiendo a un espectáculo bochornoso. 

Nuestra historia ha marcado que tengamos muchos a quienes llorar, unos asesinados por un régimen dictatorial y otros asesinados por una banda terrorista, ambos despropósitos representados por Franco y ETA, triste historia la nuestra.

Quienes lloran a unos, no ven sus similitudes con los que lloran a los otros, les arrebataron familiares y amigos por ideologías extremistas, tan contrarias ellas como iguales sus resultados.

Heridas abiertas, sangrantes, dolorosas, que quienes dirigen este país se empeñan en no cicatrizar por motivos que no alcanzo a entender.

Y así, cuales almas malditas, cegadas por el dolor y el odio, no se dan cuenta de que al final, por un motivo o por otro, aquí los únicos que han perdido todo, han sido quienes descansan bajo la tierra de esta España nuestra, de todos.

Anclados en el pasado, dejando a los fantasmas vagar a sus anchas, mientras unos no deseen la justicia para con los otros, seguiremos en una tierra dividida...

Pido perdón a las víctimas, que más allá del bien y del mal ya, deben estar llorando por nosotros...

miércoles, 16 de octubre de 2013

Personas e ideologías que se desvanecen ante un interés personal...

De nuevo, una discusión en Twitter me trae hasta aquí, esos 140 caracteres se quedan bastante cortos a veces...

Los Bardem se proclaman abiertamente de izquierdas y participan en reivindicaciones de manera activa contra medidas del Gobierno del PP. Sin embargo, llega el momento de mirar por su economía particular y se acogen por completo a la nueva legislación de los ERE (fruto del PP), más favorable para el empresario, perjudicando notablemente a sus trabajadores. Puede parecer incoherente y contradictorio desde el punto de vista de la ideología.

Cristina Cifuentes, Delegada del Gobierno en Madrid, de derechas y del PP. Apoya abiertamente la sanidad privada. Sin embargo, tiene un accidente, los servicios de emergencias la trasladan a un hospital público donde se quedará, incluso después de estar consciente, y hasta su recuperación. Efectivamente, también puede parecer incoherente y contradictorio desde el punto de vista de la ideología.

Yo particularmente, solo veo a un empresario que va a intentar sacar el mayor beneficio que la ley le permite y a una herida que elige lo que normalmente es lo mejor, seguir con el mismo médico y en las mismas instalaciones donde han empezado a tratarte.

La experiencia demuestra, una vez tras otra, que las personas, a la hora de la verdad, eligen lo mejor para ellas, es una ley natural, se proclamen de la ideología que se proclamen y arremetan en lo que arremetan contra la ideología contraria.

Y esa es la razón por la que a mí me da exactamente igual el discurso político de cada uno y solo me fije en cada hecho por separado y si es legal y coherente o no con su condición como persona y sus intereses, no en si choca o contradice lo que se supone que debe ser por haberse autocalificado de izquierdas, de derechas o de centro.

La ideología es eso, del mundo de las ideas, y en el mundo de las ideas todo es blanco o negro, pero la realidad es otra cosa, existen los grises y los matices y, al final, es a la que nos enfrentamos en cada decisión que debemos tomar.

Y como siempre, ésto solo es una explicación de cómo soy y porqué, sin valoración, ni comparación con el resto, cuyas posturas y formas de ser respeto ya sean igual, similares o totalmente distintas a la mía, tan solo es el prisma desde el que prefiero mirar el mundo que me rodea.

miércoles, 2 de octubre de 2013

Santos Ángeles Custodios (2 de octubre de 2013)

Llegó a casa, dejó las llaves en el sitio de costumbre cerrando la puerta tras de sí, era de madrugada, la jornada se había alargado...estaba cansado.

Con el pijama puesto y dispuesto a tirarse en la cama, se echó una última mirada en el espejo...Se podía ver en su rostro la nueva huella que lo presenciado esa noche dejaría albergada en su alma, una más...ya empezaban a pesar.

Entonces recordó la cara de alivio y gratitud de esa pareja, la pequeña sonrisa que, entre miedo, dolores y nervios, le dedicaron cuando se despidió dejándolos en manos de los servicios médicos, sabiéndose por fin a salvo...

Se tumbó y, una noche más, encontró el sueño consciente de que era su destino, que había nacido para ello, que lo llevaba en la sangre. Hacía tiempo que se había convertido en un ángel custodio.

Con todo mi cariño y sobre todo respeto para quienes hoy celebráis vuestro patrón y, con vuestro trabajo y anteponiendo nuestra seguridad a la vuestra, hacéis de este país un lugar mejor.

Feliz día.

jueves, 26 de septiembre de 2013

Funcionarios vagos y acomodados...

Soy funcionaria, ya lo he expuesto en otras ocasiones, además lo soy desde que tengo uso de razón laboral, apenas tenía 21 años cuando empezó mi carrera dentro de la Administración pública.

Hace un rato, cerca de las 10 de la noche, he recibido un mensaje de mi jefa (compañera y funcionaria también) diciéndome que había un problema con un expediente que probablemente la quitara el sueño, que si podía llamarme.

No he pensado en las horas que eran, ni en que estaba tranquilamente leyendo un libro. Simplemente he dejado el libro a un lado y la he dicho que sí.

Hemos hablado del problema (ella estaba, al mismo tiempo, dando la cena a su niño), lo hemos analizado y hemos buscado y encontrado la solución. Esto nos ha llevado unos 40 minutos.

Ambas nos hemos despedido, yo seguro y a ella se lo he adivinado por el tono de la voz, con una sonrisa y deseando que llegue mañana para hacer lo que procede.

Después he ido a por agua a la cocina dispuesta a retomar mi lectura. Iba pensando y me ha venido a la cabeza todas las veces que tengo que oir lo vagos y acomodados que somos los funcionarios.

He recordado comentarios del tipo "van a hacer acto de presencia y a pasar el día", "como tienen el puesto asegurado siguen la ley del mínimo esfuerzo" y cosas así.

He sonreído (una de esas sonrisas a medias que te haces a ti misma, hacia dentro), he cogido mi botellín de agua y me dispongo a seguir con mi lectura...

lunes, 9 de septiembre de 2013

Las riendas...

Ser feliz es una cosa tan ambigua que es difícil definirla. Para mí, simplemente consiste en sentirme bien conmigo misma.

Cuando no tengo conflictos internos, cuando soy capaz de tomar decisiones y asumir las consecuencias porque estoy segura de que estoy haciendo lo que debo, lo que quiero.

Cuando no hago nada que vaya en contra de mis principios y mis límites. 

Es en esos momentos, cuando estoy en equilibrio, cuando cualquier cosa de este mundo me hace sonreir, cualquier problema tan solo es algo que hay que solucionar y también es cuando puedo ayudar a otros y estar al lado de quien me necesita o simplemente me quiere.

Y solamente conozco una manera de lograrlo, queriéndome, cuidándome y estando atenta a mis necesidades.

Hasta hace un tiempo siempre fue así y ha sido ahora, que he dejado de hacerlo, cuando me he dado cuenta de que las riendas de mi vida debo manejarlas yo, no es responsabilidad de nadie lo que yo hago, lo que yo digo, lo que dejo de hacer o de decir, no es culpa de nadie que yo me sienta bien o mal, todo está en mis manos, la capacidad de elegir qué o quién me rodea solo es responsabilidad mía.

No lo pienses dos veces, quiérete y maneja tus riendas, nadie sabrá hacerlo mejor que tú mismo, solo hay que estar atento y escucharte...

jueves, 25 de julio de 2013

Con una mirada de aliento...

Ayer, a las 21:00 horas me enteraba del trágico accidente. Siguiéndolo por Twitter, Intereconomía, que, aunque parezca mentira, fue el único medio nacional que anuló su programación desde el primer momento para centrarse en lo sucedido; y TVG que hizo una gran labor informativa, además de anular toda la carga de su web para poder ofrecer el directo a través de un internet sobrecargado.

Las horas de la noche fueron de alerta en primer momento, absorviendo todo lo que podía, sin ir más allá de recabar información, intentando enterarme de lo sucedido, tras el primer estado y una vez advertida la dimensión de la tragedia, entré en estado de protección, veía y oía todo como si de un suceso irreal se tratase. Después, intenté irme a dormir, pero una sensación parecida a la de abandono me invadía y no me dejaba conciliar el sueño, es absurdo, porque a más de 700 km poco podía hacer. Tras levantarme y estar un rato más enganchada a Twitter, finalmente me fui a dormir aunque con una sensación de impotencia terrible.

Esta mañana me he levantado con la tristeza instalada y sin poder dejar de pensar en ello, he cogido el coche para ir a trabajar y me he chocado con uno que estaba aparcado, sin darme cuenta, sin más, he dejado una nota en el parabrisas y he continuado mi camino como si nada, sin apartar la mente de lo sucedido, he llegado al pueblo donde trabajo y he visto que no había coches y me ha extrañado fugazmente, como esos pensamientos que tenemos a los que no hacemos caso, he llegado a la puerta de mi trabajo y estaba cerrada y hasta que no tenía las llaves en la mano no he caído en que hoy es festivo y no tenía que haber ido a trabajar. Aún así, he entrado y he cogido trabajo para traérmelo a casa, no sé con que absurda intención, tal y como va la mañana.

He vuelto a Toledo y he ido directa al banco de sangre a donar, tras esperar mi turno, la tensión por los suelos me ha impedido hacerlo, me han dicho que vuelva en una semana, ni tan siquiera he podido hacer eso.

Después, he ido a unos recados, pero estaba deseando volver a casa, tenía la sensación de estar vagando por las calles de Toledo, sin consciencia total de mis actos.

Con un nudo en la garganta he encendido el ordenador y me he dispuesto a escribir todo esto que me quema y de alguna manera  no me deja centrarme.

Ayer, en Galicia, una vez más, se demostró que, a pesar de todo, cuando hace falta estamos y son tantos los protagonistas que espero no dejarme a nadie, porque son ellos, pensar en toda esa gente la que me tiene así...

El orden no importa, al final todos son parte de un todo...

El maquinista, que aún no sabemos su grado de responsabilidad en los hechos, es la primera de todas las personas que viajaban en ese tren, vislumbra el desastre...es cuestión de un segundo, tal vez milésimas, pero sin saber el alcance, es consciente de que va a suceder una tragedia antes que nadie.

Los pasajeros...el tren descarrila y ese viaje, en la que la mayor parte de ellos seguramente iban a Galicia a celebrar la festividad de Santiago, se convierte en su mayor pesadilla, en los primeros momentos el pánico tuvo que invadir sus cuerpos, después...después no quiero ni pensarlo.

Una vez que el accidente ocurre se activan los protocolos de emergencia y al lugar, en cuestión de minutos, comienzan a llegar los primeros dispositivos, policía nacional, policía local, guardia civil, bomberos y personal sanitario, me imagino el segundo de impacto ante la imagen de vagones volcados en las vías y algunos de ellos en la calzada, pero tras ese breve instante, se ponen las corazas a las que su trabajo diario les acostumbra y se ponen manos a la obra.

En menos de una hora, todo el caos inicial está bajo control, el dispositivo de emergencia está funcionando perfectamente, la policía dirige, los bomberos facilitan el acceso y el personal sanitario atiende a los pasajeros. Pero allí, no están solo ellos, son múltiples los vecinos que han bajado a esas vías a ayudar en todo lo posible.

Ante el número de personas fallecidas se necesitan mantas para poder taparlas, se da una voz de alerta y en menos de 15 minutos hay un gran número de mantas disponibles, la gente ha corrido tanto la voz, como desde sus casas con ellas...finalmente se consiguen mantas de sobra.

Salen los primeros heridos que han de ser trasladados al hospital, se da la segunda voz de alarma, son muchos los afectados, las pérdidas de sangre de los heridos y las operaciones a los que tienen que ser sometidos hace necesario abastecer los bancos de sangre, se prevé que no va a haber suficiente.

Una vez más la voz se corre como la pólvora y 20 minutos después se tienen que habilitar nuevos puntos de donación, la afluencia es masiva. Para poner orden y ser eficientes el mensaje es claro, 0- y A- con carné de donante, evitando así una pérdida de tiempo esencial en estos momentos, son donantes universales y haber donado otras veces es una mínima, pero garantía al fin y al cabo, de que la sangre es válida y no hay que someterla a otros tipos de análisis...finalmente se consigue sangre de sobra.

Al mismo tiempo, en estos casos muchas cosas ocurren en el mismo momento, los bomberos gallegos que habían iniciado una huelga indefinida se ponen a total disposición.

Médicos, enfermeros, asistentes técnicos y demás personal sanitario fuera de servicio o incluso despedidos meses antes acuden al hospital a ayudar.

Policías y Guardia Civiles de los alrededores son llamados y muchos de ellos pasaron la noche pegados al teléfono, esperando, como no lo habían hecho hasta ahora seguramente, que sonara y se requiriese su presencia....finalmente hay efectivos de sobra.

Al día siguiente, hoy, una nueva necesidad, se necesitan psicólogos expertos en este tipo de situaciones, se da la voz de alarma y en cuestión de minutos, una hora tal vez...finalmente hay psicólogos de sobra.
Los gallegos más lejanos al lugar, pegados a los noticieros, con el corazón en un puño y esperando cualquier petición de la autoridades para acudir a lo que entienden como un acto de solidaridad prioritario, en estos momentos, nada importa más que lo que está sucediendo.

Pero el sentimiento de pena y tristeza llega a todos los rincones de España, este país tan diverso y que a veces parece tan dividido, es solo uno cuando una desgracia cae sobre él.

Profesionales de todas partes de España deseando poder estar ahí para echar una mano, personas de todas la ciudades expresando sus condolencias a los familiares de las víctimas y ánimos para los heridos y familia, todos, en nuestras casas, preguntándonos que podemos hacer.

Una tragedia así nos deja huella a todos y saca lo mejor de cada uno, incluso de quienes no saben desprenderse de lo que en esos momentos no tiene importancia y cargan, ya como costumbre, contra los problemas diarios, creo que es su forma de expresar la impotencia y la rabia de que cosas así sucedan.

Esos profesionales y esas personas que bajaron a las vías a ayudar, que han pasado la noche sin dormir, sin dar un respiro, porque saben que lo más importante en toda esta historia son los pasajeros y sus familias, nada más importa que sacar cuanto antes a toda esa gente que está viviendo un infierno que comenzó unas horas (eternas horas) antes, cuando un tren descarriló.

No quiero entrar en el aspecto que más me afecta, el de ponerme en el lugar de esas personas que han vivido directamente y de cerca esta tragedia, porque duele tanto solo imaginárselo que es difícil contener las lágrimas.

A pesar de la tristeza y el dolor, no puedo evitar que también habite en mí un sentimiento de orgullo, por mi país, al que adoro, por sus gentes, demostrando nuestro valor real como seres humanos cuando las circunstancias así lo piden y es que finalmente... hay solidaridad de sobra.

Hoy, Galicia está de luto y desde toda España los acompañamos en su duelo.

Solo me queda mirar hacia esa tierra, tan suya como nuestra, con una mirada de aliento...

miércoles, 17 de julio de 2013

La imagen institucional...

No quiero hablar de lo que no conozco bien, por lo que voy a trasladar a mi mundo la explicación de porqué me parece una tontería que limiten la indumentaria que pueden llevar los policías nacionales cuando están fuera de servicio camino del trabajo bajo la excusa de la imagen institucional.
 
Soy funcionaria, por lo que la comparación es válida, también me puedo considerar dentro de lo que se denomina imagen institucional.

Llevo trabajando dentro de la Administración pública catorce años y, desde entonces y porque me gusta, he ido a trabajar en vaqueros, camiseta y botas o zapatillas como las de la imagen.


En todo este tiempo he pasado por tres Administraciones públicas distintas y he tenido superiores y compañeros distintos.

Ahora estoy en una comisión de servicios, para todos aquellos profanos en el mundo público-laboral, esto significa que hay un puesto vacante y mientras realizan el proceso de selección, llaman expresamente a una persona ya funcionaria y en activo para cubrirlo. El superior que lo tuvo que autorizar lo hizo a regañadientes. 

Tengo que decir que siempre he notado y recibido el respeto de jefes y compañeros.

También trato con los ciudadanos directamente y a pesar de que normalmente lo que me llega es un ciudadano cabreado (con motivo o sin él, en el mayor número de casos) siempre se han ido agradecidos, tanto por el trato, como por las soluciones ofrecidas o la información facilitada.

Otra cosa a tener en cuenta es que prácticamente nunca utilizo el usted, salvo que expresamente me lo pidan, para referirme a nadie, ni tan siquiera a la Presidenta de la Comunidad Autónoma donde resido, ni a sus Consejeros.

 Y a todos ellos, jefes, compañeros, ciudadanos y personalidades casi siempre me he dirigido, repito, en vaqueros, camiseta y zapatillas.

Y todo esto para decir que hay una cosa que he aprendido a lo largo de mi vida, el respeto ni lo dan, ni lo quitan cosas superficiales, como la indumentaria o un usted, en el mundo laboral (tampoco en el personal), se gana con actos. 

La imagen institucional de cara al ciudadano, se basa en el trabajo realizado y los objetivos cumplidos por quienes formamos parte de la Administración y no por llevar traje y tacones. 

Y porque la situación es la que es puedo decir, que mis zapatillas han dado mucha mejor imagen institucional de nuestra Administración, que la que han podido dar algunos encorbatados y algunas embutidas en un traje.

La conclusión es irrefutable, ser una buena imagen institucional es mucho mejor que solo querer parecerlo.

Y si esto es durante mis horas de trabajo, no os cuento lo poquito que importa que lleve chanclas cuando estoy en mi tiempo libre...

Por supuesto, no niego que el conjunto de ambas es lo ideal, pero aunque idealista, me doy a la imperfección por naturaleza.

miércoles, 26 de junio de 2013

Becas, tetas, pastores, ovejas y otras cosas oportunamente mezcladas

Beca: Subvención para realizar estudios o investigaciones.

El fin de estas subvenciones es paliar las desigualdades sociales existentes garantizando la igualdad de oportunidades.

La igualdad se da entre iguales, en este caso, los iguales son los ciudadanos que deseen estudiar una carrera universitaria, no los estudiantes con menos capacidad económica. Es una diferencia que no se debe perder de vista.

Entre todos los ciudadanos que quieran estudiar una carrera, para garantizar la igualdad de oportunidades, se otorga una beca a aquellos que por su situación económico-familiar, no pueden pagar unos estudios superiores. Y si a todos los estudiantes, pudientes o no, se les exige un 5 para obtener un título, así debe serlo para tener el derecho a beca y, por tanto, a cursar una carrera.

Dicho lo anterior, la medida defendida por el Gobierno supone un límite al principio de igualdad de oportunidades que debe regir el sistema de becas. Esto supone que se limita el número de alumnos con necesidades económicas que pueden acceder a ellas. 

Pero no solo eso, sino que, en consecuencia, limita el número de gente humilde que van a acceder a trabajos como el de abogado, juez, profesor, maestro, médico, notario, economista, director general en una administración, interventor (órgano de control político), etc.

Por si acaso se necesita ampliar más el espectro de un todo que yo veo muy claro, explicaré que lo último, no solo supone que menos gente va a acceder a puestos o trabajos mejor remunerados, no. Significa que se está favoreciendo que estos cargos, que finalmente deciden nuestro devenir, en muchos de sus aspectos, solo estén en manos de quienes más tienen, con lo que las experiencias recientes nos hacen ver lo que esto significa.

Sí, hay becas que se dan a familias que no las necesitan, sí, hay becas que son gastadas indebidamente y sí, hay becarios que no terminan sus estudios, pero son una minoría insignificante repecto de los miles de jóvenes que, gracias a una beca, se han labrado un futuro y cuyo trabajo revierte positivamente en la sociedad cuando no tienen que salir al extranjero para poder trabajar (y me permito esta coletilla, que me podría haber ahorrado, para que veáis que también sé utilizar su armas).

Ahora, para mí, las cuestiones son: 
¿Les dejamos ser pastores y reconducirnos como si fuéramos su rebaño de ovejas con populismos debidamente soltados en los medios de comunicación? o, ¿vemos el conjunto y damos por hecho que el sistema perfecto no existe y que para lograr una igualdad de oportunidades real y efectiva es inevitable que paguemos unas tetas de plástico a una jovencita? 

Sacrificar a toda una parte de la sociedad porque el sistema sea imperfecto y beneficie a una pequeñísima minoría, para mí, no es una opción.

sábado, 25 de mayo de 2013

La batalla...

Desde las cinco de la mañana despierta y sin poder desahogarme, si lo lees lo has leído...este es mi lugar y o lo saco fuera y lo escribo o voy a sufrir una combustión instantánea...

La razón, bendita ella, las emociones, benditas ellas...cuando chocan, benditos nosotros...

Esto os ha tenido que pasar seguro...

Una de esas veces que crees que controlas algo hasta que te estalla en la cara y entonces no queda otra que reconocer que controlabas una mierda (advierto, el lenguaje va a ser fuera de lo acostumbrado, son 7 horas conteniéndome, tal vez no...), pues así estoy.

Somos unos ilusos cuando creemos que la razón va a poder controlar (y hablo solo por mí, por si lo estás leyendo) sentimientos como la atracción. No tengo ni idea de como funciona la atracción, ni porqué se da, ni porqué surge entre dos personas, ni cuando nace, pero cuando aparece...¡ay cuándo aparece!...La razón, el sentido común, el sentido de lo correcto, bla, bla, bla, se queda en eso, en meros momentos ilusorios...pero no ocurre de golpe, no. 

Si todo pasara de repente sería fácil, el estallido en la cara sería rápido, antes de crear adicción, y entonces se podrían tomar las medidas adecuadas.

Pero no, la atracción  nace apenas sin fuerza sobre la razón, la poderosa razón, esa que se cree que puede con todo, al principio ata corto a los sentimientos. Te da los motivos racionales suficientes para que creas que como eres consciente de ellos vas a poder poner los límites precisos, pero la atracción va como las hormiguitas, poco a poco.

Al principio se deja apartar siempre que la razón lo impone, entonces nos relajamos y la empezamos a permitir una licencia de vez en cuando, pero ella, muy lista, no se aprovecha de la situación y sigue pareciendo obediente a las órdenes del sentido común, de manera que sigues confiando. Después comienza a ganar terreno ante las narices del raciocinio sin que a éste le salten alarmas, bueno, sí saltan, pero ya ha comenzado la adicción a lo que se está viviendo, la razón ha perdido el dominio, el mando, la batalla, pero como buena estratega, la atracción de vez en cuando deja que la razón actúe, pero ya no es ésta quien toma las decisiones, como al principio, ahora es la atracción la que decide cuando deja a la razón creerse que aún tiene el control...

El caso es que es una adicción más y, como toda adicción que se preste, no se conforma con las pequeñas raciones que consigue al principio, según te metes más en la historia, más quieres, al principio te conformas con una pequeña señal de que a la otra persona la pasa lo mismo que a ti, pero después vas aumentado la dosis y con ella el contacto y cuanto más contacto hay, más contacto se quiere y esto va pasando, como he dicho, poco a poco, sin que nos demos realmente cuenta de su dimensión hasta que es tarde...ya somos drogadictos.

Pero bueno, hasta ahí todo bien, es interesante, divertido, emocionante, incluso puede dar lugar a una bonita historia...

Pero no es el caso...¿qué ocurre cuándo hay muros insalvables? Que nos chocamos de frente con ellos y, entonces, aparece la razón de nuevo, renovada en fuerzas, y comienza la batalla por el poder, ni la atracción, ni la razón están dispuestas a perder la guerra y entre tanto, nosotros, meros muñecos de trapo en sus manos.

Como seres racionales sabemos quien debe ganar, pero como seres emocionales que somos...también.


 


sábado, 30 de marzo de 2013

Escraches a 360º


"Escrache": dícese de la acción de señalar públicamente a la autoridad que con su acción u omisión ha provocado una situación que ha desembocado en una alarma social.

España: La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) comienza a llevar a cabo "escraches" delante de lugares de trabajo y domicilios de Diputados del Partido Popular (PP).

Opinión pública: Cómo para todo hay opiniones para todos los gustos. Gente que apoya incondicionalmente esta reivindicación, personas que no se decantan y gente que está totalmente en contra de los "escraches".

Línea temporal reciente de la PAH: En 2009 nace la PAH con sede en Barcelona (legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero). En 2010 comienzan las primeras acciones denominadas "Stop Desahucios". En ese mismo año, trasladan una propuesta de modificación de la Ley Hipotecaria que fue rechazada por los dos partidos mayoritarios, PP y Partido Socialista Obrero Español (PSOE). En 2011, comienzan la tramitación de una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) que se ve retrasada por decisión de la Mesa del Congreso, no pudiéndose comenzar la recogida de firmas hasta el año 2012. Finalmente, en 2013 se presenta la ILP en el Congreso y es admitida a trámite.

Línea temporal reciente de la situación hipotecaria en España: Explicación simple de lo que se ha denominado la burbuja inmobiliaria. Hoy compras un piso por X € y mañana puedes venderlo a precio de mercado por 2X € o más. A este fenómeno dieron pie una modificación de la Ley del Suelo (legislatura de José María Aznar), unos intereses muy bajos para préstamos hipotecarios marcados por la Unión Europea (UE) y la concesión "a diestro y sinistro" de hipotecas de alto riesgo (condiciones muy someras que no garantizan que el deudor pueda hacer frente a los pagos a medio o largo plazo) por parte de las entidades financieras que, al mismo tiempo, se endeudaban con entidades extranjeras para poder anticipar el dinero de los préstamos.

No hace falta saber de economía para ver que los beneficiados con la burbuja inmobiliaria eran los urbanizadores, los constructores, aquellos que tenían dinero suficiente para comprar y vender al poco tiempo especulando y los bancos.
Pero como pasa con todas las situaciones insostenibles, la burbuja inmobiliaria estalló por la incipiente crisis y porque la oferta superaba con creces la demanda inmobiliaria.

La crisis provoca que suban los intereses y el número de desempleados y que bajen los precios de las viviendas.
Toda esta situación se dio con el beneplácito de los sucesivos gobiernos españoles PP y PSOE.

La gente comienza a quedarse sin trabajo y tiene que elegir entre que su familia coma o pagar la hipoteca. De poco sirve que pagues la hipoteca si mueres por inanición.

De esta manera, es fácil llegar a la conclusión de que cuanto más profundidad alcanza la crisis, más empleo se destruye y menos recursos están disponibles para la clase media y media-baja, en consecuencia, aumentan el número de desahucios.

Un préstamo hipotecario todos sabemos en que consiste, aún así, lo explico de manera tal vez excesivamente simple, la garantía de un préstamo de estas características es el inmueble en sí, solo en los casos en que el riesgo no era alto, sino infinito se pedían avalistas externos.

Lo más importante de toda esta situación es que cuando las letras dejan de pagarse, el banco en cuestión ejecuta el desahucio una vez cumplidos los trámites previos. Se hace una liquidación de la deuda y, ahora viene lo mejor, el inmueble no cubre esta deuda.

Los efectos inmediatos son que si hay avalista el banco se queda con la vivienda y embarga al avalista y que si no lo hay, el desahuciado se queda sin vivienda y con buena parte de la deuda.

Es decir, la entidad financiera, a pesar de su mala praxis consentida por instituciones como el Banco de España, eso sí, no asume ni un ápice de responsabilidad y mucho menos carga con ningún tipo de riesgo.

Desmontado opiniones: Las reivindicaciones de la PAH comenzaron en el año 2009 y han continuado hasta la fecha, es decir, comenzaron con el Gobierno del PSOE y se han extendido hasta la actual legislatura del PP, no son una asociación partidista.

Sus reivindicaciones no persiguen que la gente no sea desahuciada, sino que el inmueble cubra la deuda (dación en pago), entre otras.

En ningún momento, hasta ahora, han realizado ninguna acción violenta, siempre han sido pacíficas. Su desobediencia civil no es gratuita. Es una medida desesperada ante una injusticia social, no solo consentida, sino avalada por quienes ostentan el poder y la capacidad para cambiarla.

Llevan cuatro años pidiendo una reforma de la Ley Hipotecaria que termine con esta situación, intentado de forma pacífica remover la conciencia de quienes protegen a los bancos por encima de la protección a los ciudadanos, luchando con todas las posibilidades legales y democráticas que nuestro ordenamiento jurídico contempla (tampoco son muchas) y lo único que han obtenido han sido omisiones y silencio por parte de los poderes públicos.

La última de sus campañas, los "escraches" puede enmarcarse dentro de la desobediencia civil, aún así, se realiza de forma pacífica.

Y ahora sí, el Gobierno por fin ha movido ficha al respecto, ha dado instrucciones explícitas para que aquellas personas que participen en los "escraches" sean identificadas, multadas, llegado el caso, y detenidas si cometiesen un delito.

La desobediencia civil pacífica la podemos llevar a debate si queréis, podemos preguntarnos dónde están los límites que separan acciones reivindicativas legales, de actos constitutivos de falta o delito.

Pero si algo no se puede discutir es que los mecanismos democráticos de participación ciudadana en la vida política de este país se reducen a ir a las urnas cada cuatro años, a depositar una papeleta con el nombre de personas que se supone van a ejercer como representantes de la soberanía popular.

Yo, por ser funcionaria, hoy por hoy, mañana ya veremos, tengo un sueldo cada final de mes, por lo que mis luchas para que este país avance democráticamente, con unos altos cargos menos protegidos y una participación ciudadana más cuantiosa, real y efectiva son pacíficas, legales y democráticas, puedo esperar y seguir trabajando para que en las próximas elecciones se produzca un verdadero cambio político, social y económico sin acercarme al borde de la delgada línea que separa lo lícito de lo ilícito.

Pero eso, no me impide ver que más de cinco millones de parados y más de quinientos desahuciados al día, tal vez no puedan esperar a que ese cambio se produzca democrática y legalmente hablando dentro de cerca de tres años, los últimos, están en la calle, con una deuda que les impide empezar de cero.

360º siempre son necesarios para valorar todo en su justa medida.